Seguidores

27 de enero de 2009

La Tormenta perfecta y la ciclogénesis explosiva

¿Qué ha pasado este fin de semana en España y Francia? Se habla de vientos de 150 kilómetros por hora y ha habido ráfagas de hasta 200 kilómetros por hora. Ha sido un temporal impresionante. La intensidad del temporal de viento se cobró la vida de doce personas en todo el país durante el fin de semana. En las calles de muchas localidades se mezclaban ayer los trozos de árboles y tejas con los generadores. ¿Qué se puede hacer cuando no hay ni electricidad ni teléfono?

Las rachas costeras más intensas se produjeron en Malpica (145 km/h) o Burela (119 km/h), en A Coruña y Lugo, respectivamente, o en Santa María de Oia (118 km/h) u Ons (117 km/h), ambas en Pontevedra, según datos de MeteoGalicia.

Y ahora empieza a hacer frío. La gente no puede encender las estufas y el malestar va en aumento. Evidentemente la fuerza del viento fue extraordinaria, nadie podía esperar que sucediera esto, pero seguro que a partir de ahora se pueden tomar medidas para garantizar que los daños en situaciones así sean tan graves.

"Algunas zonas de Galicia siguen sin luz ni teléfono y con problemas en el suministro de agua. Aunque a lo largo de la jornada de ayer se fue restableciendo parte del suministro a última hora aún quedaban 60.000 hogares sin electricidad. La red de suministro eléctrico de Galicia quedó seriamente tocada. Operarios de otras comunidades han tenido que desplazarse hasta Galicia para avanzar en los trabajos de reposición de las líneas, pero aún así los daños son tan numerosos que no dan abasto. A esto se suma que sólo veinticuatro horas después de haber sufrido el intenso vendaval, la comunidad autónoma volvió a sufrir vientos que alcanzaron los 145 kilómetros por hora en algunos puntos y la cota de nieve bajó a los 700 metros, lo que está dificultando enormemente las reparaciones. Además, aún ayer continuaban desplomándose algunas instalaciones eléctricas, entre ellas dos torretas de alta tensión en Fene y Forcarei. El teléfono tampoco funcionó en algunas zonas. Hay 35.000 clientes con averías en sus casas a lo que hay que añadir las dificultades para comunicarse por móvil en algunas áreas del territorio ya que sigue habiendo 259 estaciones fuera de servicio. Las inclemencias meteorológicas también afectaron a la red de abastecimiento de agua corriente. En Vilagarcía muchos domicilios no dispusieron ayer de este servicio y también hubo cortes en el suministro en Arteixo (A Coruña). La caída de árboles y cables eléctricos obliga a cortar seis carreteras y la nieve dificulta el tránsito en otras diez vías."

Los expertos hablan de la ciclogénesis explosiva. "Un fenómeno meteorológico poco habitual, que crece con rapidez extraordinaria y que levanta la furia del viento y del mar. Los expertos lo llaman ciclogénesis explosiva, aunque también se le conoce como 'La Tormenta perfecta'. Es un fenómeno meteorológico que se produce al chocar una masa de aire caliente, con otra de aire frío. El encuentro de las diferentes masas de aire, desarrolla rápidamente una profunda borrasca en un periodo muy corto, dando lugar a vientos muy intensos y fuertes lluvias. Los efectos de una Ciclogenesis Explosiva pueden ser muy devastadores y similares a los de un ciclón tropical."

"La tormenta, también llamada Ciclón de Media Latitud, se inicia en un frente estacionado entre dos masas de aire cálido y frío. Estas dos masas de aire se moverán en direcciones opuestas, lo que crea una cizalladura horizontal necesaria para que la inestabilidad tenga lugar. El flujo ciclónico comienza alrededor de la sección perturbada del frente estacionario."

"Para que una baja en superficie se profundice y la presión baje desmesuradamente, deben de acoplarse adecuadamente las dos perturbaciones atmosféricas Cuando ambas se acoplan y se sitúan convenientemente puede ocurrir las llamadas bombas meteorológicas o ciclogénesis explosiva. A medida que la tormenta entra en tierra, la presión atmosférica puede caer rápidamente por debajo de los 980n hectopascales.""Este fenómeno atmosférico ya tenía un precedente invernal en el Cantábrico: el 27 de diciembre de 1999. Aquella fecha se midieron en Cantabria rachas de viento con 'picos' de hasta 172 kilómetros por hora, el máximo del que se tiene constancia en esta región. Ahora, diez años después, se repite un fenómeno similar. esta borrasca profunda -o ciclogénesis explosiva- llega con una presión de 968 milibares (mb), acompañada de vientos del Suroeste que rápidamente rolaron al Noroeste con una intensidad muy fuerte, y rachas que se consideran huracanadas (superiores a los 150 km/h). La mar, arbolada (con rachas de fuerza 12) originaba olas superiores a los 10 metros. Unas características similares a las del temporal del 27 de diciembre de 1999, que llegó a Cantabria con una presión de 972 milibares y rachas de 172 km/h medidas en Cabo Mayor. El antecedente por excelencia sería la surada que se abatió el 16 de febrero de 1941 sobre Santander, día del pavoroso incendio. Se calcula que los vientos pasaron de 180 kilómetros por hora, pero el huracán inutilizó los aparatos de medición. En el 'ranking' de velocidad del viento, a esos registros sucederían los 161 km/h. medidos el 3 de octubre de 2006, o los 140 km/h del 8 de marzo de 2007."


No hay comentarios: